Opinión

Leonel: la defensa de la Constitución ya no es creíble. 

De niño siempre estuve rodeado de analistas empíricos de la política y la economía, sin mencionar que en mi familia tenemos dos héroes nacionales de la guerra del 65. Dos de mis tíos fueron la mano derecha del Capitán Mario Peña Taveras —el verdadero iniciador de la Revolución de Abril— además de estar emparentados con el mismo.

No lo resalto para hablar de nuestra estirpe, ni para alardear de “los cojones” que había que tener para ponerle un fusil en el pecho al Estado Mayor en aquel tiempo. Mas bien para reconocer el valor de aquellos constitucionalistas que distan mucho de los farsantes de hoy día, quienes como demostraré más abajo, solo buscan poner a salvo sus propios intereses económicos.

A los 20 años, un buen día, mi padre me preguntó si no me gustaba la política, sugiriendo con su pregunta que a lo mejor debería considerarlo. Mi respuesta, un tanto “naif” en aquel entonces, fue más en contra que a favor.

Con el tiempo he descubierto la razón básica por la cual a los jóvenes no les gusta o no les interesa tanto la política. Y tal vez este “descubrimiento” cognitivo me ha motivado a dar los primeros pasos hacia la constitución de lo que he denominado “JOTADES” –Jóvenes Talentos para el Desarrollo— con el propósito de ayudar a crear verdadera conciencia política para vivir en un mundo mejor.

Obviamente eso que inició siendo una simple hipótesis en relación al desinterés de los más jóvenes en política, no puede ser una generalidad:

Hay jóvenes que nacieron en las mieles del poder a quienes les encanta ese aspecto de la política. Y hasta argumentan en los medios, descaradamente, sin cuestionar las enormes riquezas de sus progenitores ni los mecanismos que usan para ocultar o disimular dichas riquezas, siendo hoy el más evidente las fundaciones académicas desde donde se manipulan situaciones, se imponen percepciones  y donde se reclutan personeros que luego representarán los intereses económicos de cuantiosas inversiones en diferentes sectores de la economía, tales como las telecomunicaciones, la salud, los combustibles, la minería entre otros —Hay quienes también usan fundaciones de aportes y ayudas para problemas de salud—. En ambos casos resultan ser un gran engaño al pueblo ignorante.

En escritos anteriores he establecido que, un país atraviesa una crisis moral justo después de una crisis económica. A mí me sorprende que en RD esté ocurriendo al revés, por lo que si no tomamos el control ahora y ajusticiamos a los bandidos responsables, nuestro país podría llegar a ser in-vi-vi-ble para todos, inmediatamente las condiciones económicas degeneren.

LA DESCONSTRUCCION SOCIAL Y LA DEGRADACION MORAL DEL PAIS.

sp-am

FUENTE: https://almomento.net

Editorial

admin@enews360.com

Redacción RD es un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo. Puede comunicarse con nosotros por correo electrónico o por teléfono.

CORAASAN