Opinión

En total desacuerdo con el desarme a la población

A raíz del hecho ocurrido en este fin de semana del lamentable incidente donde fue baleado el expelotero de Grandes Ligas David Ortiz, y que gracias a Dios escapó con vida de sus agresores, sectores salen a la palestra y piden al presidente de la República, iglesia católica, empresariado dominicano y la sociedad en general hacer una cruzada por el desarme total de la población, como única vía para reducir la alarmante violencia que afecta el país.
Durante muchos años se han venido desarrollando debates sobre el tema, cada vez que sucede algún hecho que envuelve una figura pública del país. Hay entran en acción y meten el tema del desarme. A mi juicio, estoy en total desacuerdo con el desarme a la población y por el contrario planteó que se apliquen mecanismos para reducir la violencia. Además, se debe hacer un estudio de comportamiento de la conducta humana antes de permitir o emitir un permiso para un arma de fuego a una persona.
Si bien es cierto que un arma de fuego en manos de los ciudadanos podría acrecentar los riesgos, en casos de conflictos, no es menos cierto que esa misma arma sirve de contención para las acciones delincuenciales, ya que muchos delincuentes se abstienen de ejecutar acciones donde saben que hay personas bien armadas.
Se recuerda que, en junio del año 2016, la Ley fue aprobada en dos lecturas consecutivas en la Cámara de Diputados, lo que sería la nueva ley de armas en República Dominicana.
Y a continuación traigo como ejemplo, Suiza es el país europeo con mayor número de armas de fuego en manos de la población civil y tercero en el mundo con mayor cantidad de habitantes. Sin embargo, no suelen ocupar los titulares informativos sobre tiroteos o muertes violentas.

 

 

FUENTE: http://loultimodigital.com

Editorial

admin@enews360.com

Redacción RD es un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo. Puede comunicarse con nosotros por correo electrónico o por teléfono.

CORAASAN