Nacionales

Aura Saturnina Toribio formula expedientes de ladrones a empleados de pasaportes para poder cancelarlos

 

Empleados y ex empleados de la dirección general de pasaportes  denunciaron a este medio que la actual directora, Aura  Saturnina Toribio les formula expedientes de ladrones y violadores del artículo 84 de  la ley 41-08 de función pública para poder cancelarlos de la institución y llevar esos puestos sus allegados de Santiago.

Ex empleados de la sede central, de San Francisco de Macorís y La vega  dijeron estar dispuestos a defender su honor en cualquier tribunal, pero no van a permitir que Aura Toribio le manche su nombre y buena honra.

´´Ella lo que hace es que te cancela y el día que vas a buscar la carta de cancelación te sorprenden con ese expediente, pero no puedes defenderte porque te mandan a sacar con un guardia. Como es posible que te cancelen sin antes llamarte a la atención, sin reunirse contigo, sin amonestarte, sin ningún argumento, solo porque ella necesita espacios para nombrar sus lambones que trae desde Santiago´´ Puntualizo un ex empleado.

Si las autoridades y el gobierno quieren confirmar estas informaciones solo deben pedirle todas las cancelaciones y los motivos para estas y se darán cuenta los atropellos que está cometiendo  Aura Toribio en pasaportes, una institución que nunca daba ruidos ni molestias al presidente de la república y desde que esta señora llegó no hay paz. Agregó una ex empleada en una nota de voz enviada a este medio vía la red social whatsapp. 

Aquí el artículo 84 de  la ley 41-08 de función pública

Artículo 84.- Constituyen faltas de tercer grado cuya comisión dará lugar a la destitución

del cargo, las acciones indicadas a continuación cometidas por cualquier servidor de la

administración pública:

1. Manejar fraudulentamente fondos o bienes del Estado para provecho propio o de

otras personas;

2. Realizar, encubrir, excusar o permitir, en cualquier forma, actos que atenten

gravemente contra los intereses del Estado o causen, intencionalmente o por

negligencia manifiesta, grave perjuicio material al patrimonio del Estado;

3. Dejar de asistir al trabajo durante tres (3) días laborables consecutivos, o tres (3)

días en un mismo mes, sin permiso de autoridad competente, o sin una causa que lo

justifique, incurriendo así en el abandono del cargo;

4. Incurrir en la falta de probidad, vías de hecho, injuria, difamación o conducta

inmoral en el trabajo, o realizar algún acto lesivo al buen nombre del Estado o

algunos de sus órganos o entidades;

5. Beneficiarse económicamente o beneficiar a terceros, debido a cualquier clase de

contrato u operación del órgano o entidad en que intervenga el servidor público en

el ejercicio de su cargo;

6. Asociarse, bajo cualquier título y razón social, a personas o entidades que contraten

con el órgano o entidad al cual el servidor público presta sus servicios. Asimismo, tener participación por sí o por interpuestas personas, en firmas o sociedades que

tengan relaciones económicas con el órgano o entidad donde trabaja el servidor

público, cuando estas relaciones estén vinculadas directamente con el cargo que

desempeña, salvo que el empleado haya hecho conocer por escrito esta

circunstancia para que se le releve de su conocimiento, la tramitación o la

autorización del asunto de que se trate;

7. Solicitar, aceptar o recibir, directamente o por intermedio de otros, cualquier título,

comisiones, dádivas, gratificaciones en dinero o en especie u otros beneficios

indebidos, por intervenir en la venta o suministro de bienes, o por la prestación de

servicios del Estado. A este efecto, se presume como beneficios indebidos todos los

que reciba el servidor público, su cónyuge, sus parientes hasta el tercer grado de

consanguinidad o segundo grado de afinidad, inclusive, siempre que se pruebe en

forma cierta e inequívoca una relación de causa efecto entre las actuaciones del

servidor público y los benefici

-32- 9. Obtener préstamos o contraer obligaciones con personas naturales o jurídicas con

las cuales el servidor público tenga relaciones en razón del cargo que desempeña;

10. Cobrar viáticos, sueldos, dietas, gastos de representación, bonificaciones u otros

tipos de compensaciones por servicios no realizados, o por un lapso mayor al

realmente utilizado en la realización del servicio;

11. Expedir certificaciones y constancias que no correspondan a la verdad de los hechos

certificados;

12. Ser condenado penalmente con privación de libertad, por la comisión de un crimen

o delito, mediante sentencia definitiva;

13. Aceptar de un gobierno extranjero o de un organismo internacional, un cargo, función, merced, honor o distinción de cualquier índole, sin previo permiso del

Poder Ejecutivo;

14. Valerse de influencias jerárquicas para acosar sexualmente a servidores públicos en

el Estado, o valerse del cargo para hacerlo sobre ciudadanos que sean usuarios o

beneficiarios de servicios del órgano o entidad a la que pertenezca el servidor

público;

15. Demorar o no tramitar en los plazos establecidos, el pago de las indemnizaciones

económicas previstas para los servidores públicos por la presente ley y su

reglamentación complementaria;

16. Incumplir las instrucciones del órgano central de personal y las decisiones de la

Jurisdicción Contencioso Administrativa;

17. Llevar una conducta pública o privada que impida la normal y aceptable prestación

de los servicios a su cargo;

18. Auspiciar o celebrar reuniones que conlleven interrupción de las labores de la

institución;

19. Negarse a prestar servicio en caso de calamidad pública, a las autoridades

correspondientes, cuando las mismas estén actuando en función de defensa civil o

de socorro a la comunidad;

20. Cometer cualesquiera otras faltas similares a las anteriores por su naturaleza o

gravedad, a juicio de la autoridad sancionadora;

21. Reincidir en cualesquiera de las faltas calificadas como de segundo grado. El servidor público destituido por haber cometido cualesquiera de las faltas señaladas en

este artículo, quedará inhabilitado para prestar servicios al Estado por un período de cinco

-33-

(5) años, contados a partir de la fecha de notificación de la destitución.

Delvis Duran

delvis@redaccionrd.com


CORAASAN