Política

OPINION: Los que se fueron del PRD aportaron 5% al triunfo de Abinader

Por Reinaldo Presinal Abreu

La renuncia de una serie de connotados dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) provocó una profunda debacle de esa organización y facilitó el triunfo en primera vuelta de Luis Abinader y el Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Cuando el expresidente ejecutivo del PRD, José L. Cabrera; el exsecretario general en Santo Domingo Este, Angel de la Cruz; el exsecretario general en Nueva York, Efraín Velázquez; el expresidente de las seccionales del exterior, Carlos Gabriel García; el vocero de la Cámara de Diputado, Radhamés González; la presidenta de la Federacion de Mujeres Social Democratas (FEDOMUSDE), Julissa Hernández; la exvicepresidenta nacional, Mary Sánchez, y el excoordinador nacional municipal del PRD, Pedro Richardson, abandonaron al otrora «partido blanco» se llevaron con ellos más del 5% de la miliancia de esa organización a nivel nacional y en las seccionales del exterior.

Recordemos que en enero las encuestas otorgaban a Luis Abinader el 47% de la intención del voto, pero la salida del PRD de estos altos dirigentes y su posterior integración al PRM aumentaron a 52% la preferencia del entonces candidato entre el electorado.

La renuncia de ese grupo provocó una «debacle» en el PRM y lo dejó al borde de la extinción, ya que en las elecciones del pasado 5 de julio solo obtuvo el 1% de los votos validos a nivel nacional y 0.55%en el exterior, a diferencia de los comicios de 2016, cuando logró más del 5%, muchas diputaciones, alcaldías, regidurías y varios presidentes distritales.

Esta derrota no solo le provocó al PRD una debable electoral, sino que también lo redujo a un partido minoritario, con lo cual perdió los fondos que recibía de la Junta Central Electoral (JCE) y otros derechos electorales que habia tenido desde su fundacion, hace más de 70 años. Es decir, que esos dirigentes demostraron que son «generales con tropas».

Según informaciones fidedignas, el PRD podría seguir perdiendo miembros en sus filas en los meses por venir, ya que no representa nínguna alternativa futura para los pocos dirigentes que le quedan, quienes además piensan que en ese partido no hay democracia y carece de ideología, vocación de servicio y está alejado de los sagrados intereses del pais y del pueblo dominicano.

Cabe destacar que cada uno de esos dirigentes que renunciaron tienen equipos políticos en sus respectivas demarcaciones de acción, y todos se integraron de manera entusiasta, decidida y firme a trabajar para contribuir a la victoria de Luis Abinader en primera vuelta.

Ninguno de ellos estuvo de acuerdo con los planteamientos del presidente del PRD, Miguel Vargas, para mantenerse aliado al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y a Danilo Medina, ya que entienden que ese gobierno encarna la impunidad y la falta de institucionalidad que hoy vive la República Dominicana.

Esos dirigentes plantearon a Vargas que debía unificar a la familia perredeísta para trabajar juntos en beneficio del país, pero este se negó en multiples ocaciones, debido a lo cual marcharse de esa organizacion y unificar criterios en el pensamiento peñagomista que encarna el PRM y Luis Abinader.

De su lado, Abinader demostró apertura, agilidad, capacidad y coherencia en el manejo de sus estrategias de campaña: primero entendio que debía abrir las puertas y sumar a sectores «foráneos» importantes para poder acumular los votos que le darían el triunfo el pasado 5 de julio, ya que los del PRM no eran suficientes.

Recapitulando: en los comicios del 5 de julio, el PRD obtuvo apenas 1% de los votos validos, solo 3 diputados, ningún regidor en el Distrito Nacional, San Cristobal y Santiago.

También perdió la mayoría de las alcaldías, el dinero que le otorgaba la JCE y, con la salida del poder del PLD y Danilo Medina, quedará como barco a la deriva y con muchos conflictos internos, ya que los pocos dirigentes que le quedan están desacuerdo con la manera en que Vargas maneja esa organización, que según varios, está muy alejada de los principios e ideología que le dieron origen: defender los sagrados intereses de la Nación y del pueblo dominicano.

Miguel Vargas, quien ha demostrado que tiene más interés por la actividad comercial que por la política, llevó al PRD a su desaparición, pués hace unos años recibió ese partido con un 48% de aceptación del electorado, una inmensa cantidad de congresistas, alcaldes y regidores, y lo llevó al 1%. Es por eso que vemos a Tomás Hernández Alberto y a otros dirigentes haciéndole una fuerte oposición para que abandone la presidencia del PRD y les permita reconstruirlo desde las cenizas en que lo ha convertido.

FUENTE: https://almomento.net

Editorial

admin@enews360.com

Redacción RD es un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo. Puede comunicarse con nosotros por correo electrónico o por teléfono.

CORAASAN