Opinión

La Revolución Cubana, por el ser humano

Por: Ramón Antonio Veras.

1.- Con el título: Enseñanza de dignidad de nuestros pueblos, el día 20 de mayo, en curso, 2022, escribimos un artículo en el cual, con relación a la Revolución Cubana, expusimos:

a.- La historia política y social de América Latina y el Caribe, está marcada por un antes y un después de la Revolución Cubana, para nosotros el acontecimiento de mayor trascendencia en el pasado y presente siglo.

b.- Cualquiera de nuestros coterráneos latinoamericanos y caribeños, no prejuiciado y con sano juicio, que le ha dado seguimiento a los diferentes fenómenos políticos y sociales ocurridos en su lar nativo, desde enero de 1959 hasta hoy, sabe que han contado con la incidencia del proceso revolucionario que se desarrolla en Cuba.

c.- Quiérase o no, la Revolución Cubana fue la chispa, el fenómeno luminoso que trajo claridad a todas esas masas de mujeres y hombres, ubicados en estos territorios, que las minorías nativas y el imperio, creían les pertenecían y podían disponer de ellas a su mejor conveniencia.

2.- Al poco rato de ser publicado el aludido escrito por diferentes medios de comunicación, una distinguida y talentosa empresaria, preocupada por los problemas del país, y en particular los de Santiago, nos escribió una nota con los términos siguientes:

“Cuando leo sus escritos, en especial los que tienen como tema Cuba, Venezuela y Nicaragua, me pregunto si ha tenido la experiencia de vivir en esos regímenes con las personas “de a pie”

Va mi pregunta, porque cada vez más conozco cubanos que logran salir (¿por qué retienen a gente que no quiere estar?) diciendo lo mal que lo pasaban y la desesperanza de lograr mejorar la calidad de vida con su trabajo.

Siempre que lo leo estos temas que expone, me preocupa mucho, el que me estén dando información equivocada, por la credibilidad y respeto que siempre me ha merecido”.

3.- Por el respeto y distinción que nos merece como persona y ciudadana, procedimos a darle respuesta a nuestra respetable interlocutora, diciéndole:

Porque conozco de tu preocupación para que las cosas se hagan bien en tu país, que es el mío, doy respuesta a tu inquietud.

Tuve la dicha de convivir en todos los países de la Europa de Este, de Asia, en Cuba y en Nicaragua. En esas naciones, la gente de a pie, no vive en un paraíso, como tampoco en el infierno que pintan los enemigos ideológicos. Pero te aseguro, que en todas esas latitudes los pobres viven mejor que aquí.

Por último, porque creo más en un yo lo vi, que en un millón de me dijeron, me gustaría que cinco santiagueros, incluidos tú y yo, hiciéramos un viaje a Cuba o a Nicaragua, para ver, directamente, cómo viven en esos países los de a pie.

4.- Por muy talentosa y de buena fe que sea una persona, no está en condiciones de resistir el permanente asedio ideológico que desde siempre ha mantenido Estados Unidos contra Cuba y su proceso revolucionario.

5.- Las campañas malévolas de los Estados Unidos, contra los cubanos y su revolución, en su momento también se llevaron a cabo frente a Guatemala y el gobierno democrático de Jacobo Árbenz, al igual que contra Salvador Allende, en Chile, Juan Bosch, y han continuado con Venezuela y Nicaragua.

6.- En cualquier país del mundo, en el más atrasado de los modelos socialistas, los pobres viven mejor que en el más desarrollado capitalismo.

7.- Reitero, insisto, y no me cansaré de repetir, que luego de la Revolución Cubana, en América Latina y el Caribe, despertaron para bien de todos los hombres y mujeres que, en cada uno de nuestros países, son los más, las grandes mayorías nacionales, las masas populares.

8.- Para saber cómo la Revolución Cubana, ha iluminado la conciencia, el pensamiento de nuestros pueblos, ayer mental y políticamente apagados, basta con recurrir a las fuentes donde reposan los datos estadísticos del pasado y el presente.

9.- Los documentos están ahí, como testigos de piedra, como prueba de que los hechos, son los hechos y no se derriten. Ellos sirven para darles respuesta a los incrédulos y a los confiados.

10.- Para saber cómo viven en Cuba, los ancianos, niños, y personas con trastornos mentales, decidimos compartir y habitar con ellos, durante varios días y en distintas oportunidades.

11.- Lo mismo que en Cuba, en Corea del Norte, en la Unión Soviética, Polonia, Nicaragua, en ocasiones muy diversas, departí con personas de diferentes ocupaciones, con altas funciones en el Estado, en fábricas o cooperativas de campesinos.

12.- En nuestras estadías en países socialistas, no nos limitamos a estar presentes en casas de gobiernos y ministerios, sino también en centros de detención, en cárceles de

mujeres y hombres, unas veces en compañía de funcionarios del país visitado, o con amigos como Juan Bosch, Hamlet Herman y Euclides Gutiérrez Feliz.

13.- Además, precisamente en Cuba, tuvimos la oportunidad de compartir con presidiarios en cárceles de mujeres y hombres, cuando intervenimos para lograr la libertad de un dominicano preso en Cuba, por espionaje.

Ideas finales

14.- A los que dan seguimiento a todo lo relacionado con Cuba, debe llamarles la atención que todas aquellas personas que, por una u otra razón, salen de ese país, gozan de buena salud; lucen fornidos, y tienen alto nivel educativo y hábitos de higiene.

15.- Los que emigran de Cuba, ya sea como peloteros, presentadores de televisión, artistas, profesores, etc., de inmediato encuentran espacio en el mercado laboral del país receptor.

16.- Entonces, dónde está el secreto de la preparación física, educativa, cultural y académica de ese ente social, nacido y desarrollado en un país bloqueado por aire, mar y tierra, durante 60 años. La respuesta está en que para la Revolución Cubana, la primera preocupación es el ser humano.

17.- El imperio no manifiesta ningún deseo de robarse los cerebros de los nacionales de ningún otro país de América Latina y el Caribe. Solo de los cubanos y cubanas, a los cuales la revolución ha desarrollado física y espiritualmente, como seres humanos para servirles a toda la humanidad.

18.- Al momento de hacer un análisis sobre Cuba y el proceso que allí se desarrolla, lo determinante es razonar qué sería ese país sin el bloqueo.

19.- Desde el punto de vista político y social, mido los aportes de un sistema social para el ser humano, por sus resultados en lo que se refiere a la salud, educación y esperanza de vida de los miembros de la comunidad.

20.- Cubanas y cubanos, están haciendo su revolución conforme sus condiciones objetivas, su realidad nacional y, de igual manera, cada país hará la suya partiendo de sus tradiciones y la formación y preparación de sus fuerzas motrices.

21.- Particularmente nosotros, dominicanas y dominicanos, estamos comprometidos a hacer nuestra revolución, al paso de güira, tambora y acordeón, desempeñando papel fundamental los trabajadores del campo y la ciudad, los intelectuales, y la burguesía nacional dispuesta a demostrar que defiende su mercado y ama a su patria.

22.- Ningún país, grande o pequeño, está en condiciones de recetarle a otro cómo ha de hacer sus transformaciones económicas, políticas y sociales. Los cubanos y las cubanas están trabajando para construir una mejor nación, partiendo de sus propias realidades.

Santiago de los Caballeros, 22 de mayo de 2022.

FUENTE: https://noticia.do

RedaccionRD

admin@enews360.com

Tú medio digital, Siempre actualizado Whatsapp (829) 679 - 5560 @delvisduranrd

Sígueme:
Hemos Tenido Un Cambio Excelente