Opinión

¿Para qué sirven las instituciones públicas?  

Antes de responder a la pregunta que nos sirve como título, primero hay que entender claramente qué es una institución pública y sus funciones.
 
Una institución pública es la organización que desempeña una acción de interés general y forma parte del Estado, con funciones específicas de acuerdo con la naturaleza de la misma, las cuales se establecen a través de leyes y decretos.
 
Entre sus funciones, estos organismos deben velar por el buen desarrollo del sector que tienen a su cargo, impulsar el progreso de la sociedad, fomentar el cumplimiento de las leyes y proteger los derechos de los ciudadanos. Es por este propósito, que las instituciones públicas deben actuar siempre apegadas a las leyes del país, estar dispuestas para el servicio, el cuidado de la ciudadanía y el desarrollo del país.
 
No obstante, muchas de las instituciones públicas del país son administradas en función de contribuir al beneficio o enriquecimiento de quienes la administran y no del colectivo común, además de ser utilizadas para fines políticos. Es el caso, por ejemplo, de ministerios que han cedido sus funciones a organismos que nada tienen que ver con el Estado, entre otras malas prácticas que se traducen en un evidente abuso de poder y violación a la ética que debe respetar todo funcionario.
 
Con lo anteriormente mencionado podemos observar que hay ocasiones en las que se distorsionan los propósitos originales de las instituciones. Por eso recomendamos no desvirtuar los organismos del Estado para fines políticos y personales porque va en contra de la Constitución y las leyes, contribuyendo así al deterioro de la nación.
 
Los funcionarios públicos están para servir al país, son los primeros en respetar, ejercer y hacer cumplir las leyes, y están para engrandecer a la patria.
 

Delvis Durán

delvis@redaccionrd.com


Ahora Si Puedo Progresar. PRESIDENCIA