Nacionales

Los prófugos que se esfumaron por arte de magia

Alexis Villalona es el prófugo del momento. Sin embargo, no es el primero que se ha escabullido de la Policía Nacional.

El más emblemático ha sido Pedro Alejandro Castillo Paniagua, alias “Quirinito”, quien en julio de 2017 fingió su muerte para fugarse de la prisión domiciliaria en San Francisco de Macorís, provincia Duarte, luego de que un tribunal le variara la medida de coerción por un alegado cáncer que padecía.

Más tarde un médico legista certificó que el deceso del recluso se produjo por un infarto agudo al miocardio, producto de un cáncer carcinoma epidermoide de base en la lengua. Sin embargo, la Procuraduría General de la República aseguró que existían “suficientes evidencias” para establecer que Castillo Paniagua estaba vivo. Su “cadáver” nunca apareció.

“Quirinito” había sido condenado a 20 años de prisión por el asesinato del español Gustavo Cervantes (Waikikí).

Se lo tragó la tierra

Otro que ha burlado a las autoridades es Alexander Sánchez, quien el 17 de diciembre de 2017 asesinó a su expareja Yareimy Féliz en el sector La Yuca, Distrito Nacional.

Alexander Sánchez habría invitado a Yareimi a su casa para supuestamente discutir detalles de su separación y la manutención de la hija de ambos; pero una vez que ella se encontraba allí, este subió el volumen del radio para que no se escucharan los gritos de auxilio de la joven mientras la estrangulaba.

De manera fría y luego de cometer el hecho, Alexander se puso a jugar baloncesto con sus vecinos (según ellos declararon) como si nada hubiera ocurrido. Posteriormente, se iría de la cancha con paradero desconocido y esta es la hora que nadie lo ha vuelto a ver ni las autoridades se han referido respecto a este caso.

Familiares de la víctima han asegurado haberlo visto paseándose en el barrio con total impunidad.

Alexis Villalona tiene dos semanas como prófugo de la justicia, a pesar que la Policía Nacional había informado que esa institución aunaba esfuerzos para ubicarlo y arrestarlo.

Villalona, mediante su abogado, había dicho que se entregaría bajo la condición de que no fuera ingresado a la cárcel con asiento en Baní ya que su vida correría peligro de ser llevado a ese recinto carcelario, pues allí guarda prisión una persona con quién alegadamente tuvo problemas.

No obstante, hasta el momento no ha habido novedades respecto a su posible entrega.

FUENTE: https://www.elcaribe.com.do

RedaccionRD

admin@enews360.com

Tú medio digital, Siempre actualizado Whatsapp (829) 679 - 5560 @delvisduranrd

Sígueme:
BANNER DICOM CAMBIO SOCIAL