Opinión

El cinismo socialista de Tedros Adhanon

Prefacio

Desde que era un adolescente había escuchado decir a personas mayores, que los ratones cuando roen al mismo tiempo soplan para que sus víctimas no sientan sus dientes. No sé que hay de cierto o mito en ello pero, ese mismo decir es el criterio que siempre he tenido yo de los adoctrinados socialistas los cuales, cuando aparentan trabajar o hacer algo  en una determinada función,  están en lo suyo haciendo lo indebido, traicionando a los demás y laborando como las hormigas a sus propias causas.

Y esa desconfianza que  he tenido de eso personeros de la maldad política, siempre así lo he manifestado en mis humildes artículos de opinión,  porque el papel que siempre han asumido en pos de conseguir la hegemonía del poder político, han demostrado ser mentirosos, traicioneros, hipócritas, cínicos y embaucadores profesionales, al mismo tiempo que suelen llamarse o aparentar ser “demócratas” para engañar a los incautos que se creen sus falsas poses.

Y eso es una realidad tangible dada en su propia esencia política por una sencilla razón: la democracia se puede decir que es una especie de corsé de leyes, normas y comportamientos, cuyo objetivo primordial es limitar y controlar el Estado para que sea mínimo y nunca llegue a ser demasiado poderoso, mientras que la izquierda tiene como rasgo ideológico fundamental su fe entusiasta en el Estado al que quiere hacer grande y poderoso para que lo controle todo y solucione los problemas de los ciudadanos, algo que nunca ha sucedido en la praxis y cae dentro del ámbito de la utopía izquierdista al mejor estilo del inglés  Tomás Moro el célebre escritor de “Utopía”.

Por eso  siempre he identificado también a los izquierdistas en el campo de la política como unos verdaderos camaleones que, como sabemos, tienen la habilidad de cambiar de color,  mimetizar con el entorno para pasar desapercibidos, atacar a sus enemigos y conseguir sus objetivos. Un ejemplo de un camaleón político lo es el actual Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS)  Tedros Adhanon Ghebreyesus.

Tedros Adhanon Ghebreyesus

Es un político de nacionalidad etíope, médico de profesión y quien ha ocupado diversas funciones, entre ellas  ministro de Salud y ministro de Relaciones Exteriores de su natal Etiopía. Desempeña desde el año 2017 el puesto de Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Fue propuesto en el año 2016 por el gobierno de Hailemarian Desalegne para ocupar su actual cargo  para liderar  el organismo que vela por la salud a nivel mundial, conjuntamente con el beneplácito de la Unión Africana. Como era de suponerse, su candidatura causó ciertos recelos debido a que el gobierno que lo postulaba estaba acusado de violar sistemáticamente los derechos humanos de sus gobernados y de ejercer el poder con rasgos de autoritarismo estatal.

Esta acusación en contra de su patrocinador fue sustentada en todo momento por Human Rights Watch y otras organizaciones de tipo social. Pero, aparte de estos señalamientos,  hay uno en especial que me llamó mucho la atención y que coincide por igual manera con su conducta ante la génesis de  la pandemia mortífera del coronavirus-19 cuya cepa mutó en la ciudad de Wuhan de la China Popular.

Cuando Tedros Adhanon ocupó el cargo de ministro de Salud en Etiopía en el cual estuvo 7 años al frente de dicho ministerio, fue  bajo el gobierno del Primer Ministro Meles Zenawi Asres, que  se le acusó también de ocultar deliberadamente una epidemia de cólera durante su gestión frente al ministerio de salud en Etiopía.  Cabe destacar que el Primer Ministro indicado arriba al cual Tedros sirvió, fue un exguerrillero izquierdista y fundador del Frente Popular de Liberación de Tigré (FPLT) de orientación marxista-leninista.

En mi anterior artículo titulado : “Coronavirus, Estados Unidos y el ave fénix”, publicado en este diario ALMOMENTO.NET en fecha 13 de abril 2020, sostenía en el mismo -y de acuerdo a los datos obtenidos-, que Tedros Adhanon fue muy negligente en denunciar apropiadamente y con tiempo suficiente al mundo, de la epidemia que se cernía sobre la humanidad la cual había tenido la génesis en un mercado de animales, aves y reptiles  en  la ciudad de Wuhan,  y de haberse coludido con la China Popular la  que calló deliberada y de forma maliciosa  la magnitud virulenta que se había incubado en ese mercado popular al este de la capital y en la provincia de Shanghái.

Como quedó evidenciado y así lo expliqué en mi citado artículo indicado más arriba, el sistema sanitario de Wuhan en la China Popular a causa del incipiente brote de coronavirus-19 ya había colapsado en noviembre del 2019 y que no fue hasta el 31 de diciembre de ese mismo año en que Beijing notificó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que una nueva cepa viral había germinado en esa ciudad, pero mintió de manera aviesa al decir que dicho brote ya estaba completamente controlado.

Fue entonces cuando  Tedros Adhanon, dando una muestra soberbia de su complicidad ante la situación al haberse coludido con las mentiras de la China Popular, avisó tardíamente al resto del mundo el 14 de enero del 2020,  al mismo tiempo que manifestaba en su comunicado que no había porqué alarmarse ya que “no hay evidencias claras de que haya transmisión de humano a humano”,  sucediendo todo lo contrario y en una desgracia que ya el mundo conoce el resto de la historia.

Si esta negligencia se hubiese dado en un ignaro en la materia, podría haber atenuantes, pero Tedros Adhanon es médico y obtuvo un doctorado en la Universidad Nottingham en salud comunitaria, es un investigador de la malaria y, además, hizo una  maestría científica en inmunología de las enfermedades infecciosas en la Universidad de Londres, Inglaterra. No estamos frente a un ignorante, en consecuencia, esto yo lo califico como un delito criminal por omisión en colusión con la China Popular por avenencias ideológicas y doctrinarias en favor de la China Popular.

Es oportuno recodar que el Dr. Tedros Adhanon Ghebreyesus, fue un activo y miembro principal al igual que el ex Primer Ministro Meles Zenawis Asres, del violento partido comunista etíope Frente Popular de Liberación de Tigré (FPLT) ya citado previamente.

En consecuencia con lo explicado en torno a esta controversial figura del Director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), me cuesta mucho pensar que su indiferencia ante la epidemia local que sufriera Etiopía bajo su dirección en el ministerio de Salud y la actual pandemia que ha azotado al mundo en especial a los Estados Unidos desde su puesto en la OMS, sea una simple coincidencia tan tenebrosa, sino más bien, las consecuencia de su nefasto sentir doctrinario-político y plegado a su insensibilidad  humana, algo muy propio en la conducta de los comunistas.

Estados Unidos: alimañas, roedores y  camaleones

Los Estados Unidos ha sido una nación generosa, humanitaria, consecuente y que ha  batallado en contra de aquellos que han querido establecer entre los pueblos la superioridad del Estado sobre sus ciudadanos mediante el uso del terror y la fuerza. Siempre ha sido solidario con los demás pueblos tanto en catástrofes naturales o provocadas por el hombre; se ha convertido en un crisol de personas de diferentes latitudes, llegando a tener en su territorio unos 41 millones de ciudadanos provenientes de otros países en búsqueda de vivir el Americam Dream que no tienen en sus lugares de orígenes.

De igual manera, suple de alimentos a naciones sumidas en la pobreza, brinda asistencia médica a diversos países con sus hospitales navales y ejerce su hegemonía territorial para defender a las naciones que se sientan amenazadas por los enemigos de la paz y el orden, surcando mares distantes a sus fronteras con ese noble propósito, y dona millones de dólares en asistencias económicas.

No obstante ello y de ejercer esa labor como potencia mundial, sus enemigos políticos y aquellos roedores y camaleones socialistas que vienen por sí mismo a esta tierra bendita a beneficiarse de un sistema que ellos detractan, son los primeros que sacan sus garras y vierten su veneno lleno de odio en contra de la nación que les abre las puertas.

Lo mismo está pasando con organismo internacionales financiados por los Estados Unidos con sumas millonarias como la ONU, la UNESCO, la FAO que se han convertido en madrigueras de estas alimañas socialistas. Por esa razón, el presidente Donald J. Trump  optó con retirar unos 400 millones de fondos que les otorgaba los Estados Unidos a la Organización Mundial de la Salud (OMS), por la negligencia criminal de su Director. Hace tiempo se debió de hacer esto con estas instituciones que han caído en manos de estos charlatanes e irresponsables.

Cuando yo digo que estos camaleones del socialismo izquierdistas son mentirosos, embaucadores, sofistas, cínicos, hipócritas, traicioneros y mal agradecidos, no es el mero sentir de una persona que como yo, soy rabiosamente anti izquierdista, sino que tal concepto lo tomo de las propias palabras del hombre que llevó a la praxis las ideas de Marx y Engels y que formó el primer Estado socialista como lo fue la Unión Soviética, Vladimir IIyich Ulyanov  (Lenín) cuando dijo:

” Hay que estar preparados para mentir, engañar, hacer operaciones ilegales, omitir o suprimir la verdad…”      (Obras escogidas, Moscú, 3ra. edición, 1935, XXV, pág. 199)

JPM

FUENTE: https://almomento.net

Editorial

admin@enews360.com

Redacción RD es un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo. Puede comunicarse con nosotros por correo electrónico o por teléfono.

CORAASAN