Opinión

Sobre Venezuela, el coronavirus y los monicaquillos imperialistas (2 de 5)

“La democracia sin libertad, se muere. La vida de la democracia es la libertad. Sin critica, el progreso y desarrollo de las naciones es estanca.  El progreso y desarrollo de las naciones, imperativamente necesita de sensores y del mejor y correcto periodismo crítico”. 

El periodismo con censura y el retorcido de los “monicaquillos”, hace daño a la democracia.  El anterior epígrafe se lo dedico a mis detractores. Hecha esta aclaración, continuamos con la segunda parte del ensayo que nos ocupa.

Donald Trump no cumple su palabra

1 – El cinco de noviembre de 2016, en un discurso en Carolina del Norte, Donald Trump criticó la política exterior de Barack Obama y se comprometió, a que bajo su mandato, EE.UU. va a desarrollar relaciones positivas con nuestros aliados y que no intervendrá en los asuntos internos de otras naciones.  Vamos a dejar de derrocar regímenes y los intentos de imponer la democracia fuera de EEUU.  Conmigo de presidente, EE.UU. dejará de involucrarse en las situaciones en las cuales no tiene ningún derecho de intervenir y nos dedicaremos a prestar más atención a los asuntos internos

2 – Como hemos visto, Trump, principalmente con el caso de Venezuela, no ha cumplido con su palabra, al contrario, él ha sido un propulsor empedernido del derrocamiento de Maduro y en eso de guerrear y de aplicarse en derrocar los gobiernos de otras naciones. Esas contradicciones de Trump, entre lo que dice y lo que hace, se han evidenciado con su obstinación de querer destruir los sistemas políticos de Venezuela, Cuba y Nicaragua.  Sin embargo, Trump apoyó al incapaz Mauricio Macri, y actualmente apoya a corruptos como Sebastián Piñera un tipo que masacra a su pueblo, y a José Orlando Hernández, cuya estadía en el poder es producto de un fraude colosal.  También Trump participó activamente en el golpe de Estado contra el honesto y capaz Evo Morales. Es tan así, que cuando Evo fue derrocado Trump se pronunció diciendo, que Estados Unidos aplaude al pueblo boliviano porque la salida de Morales del poder, preserva la democracia y facilita que los bolivianos puedan expresarse.  También felicitó a las fuerzas armadas bolivianas por honrar su juramento de proteger a la constitución boliviana y requintó diciendo, que los acontecimientos en Bolivia envían una señal clara a Venezuela, Cuba y Nicaragua de que la democracia y la voluntad de los pueblos siempre prevalecerá.  Mas cinismo, imposible de demostrar.  Es el mismo cinismo que han expresado otros líderes imperialistas, cuando han caído lo que ellos eligen como sus enemigos. Hilary Clinton hizo una fiesta de risas cuando alevosamente mataron al coronel Muammar Gaddafi y a ahorcaron al terrible Sadam Hussein. Lo mismo hizo la élite mundial capitalista cuando mataron a Patricio Lumumba, Pedro Albizu Campos, Salvador Allende, Maurice Bishop, al Che Guevara y con cuanto revolucionario sea muerto de cualquier forma. Con el único que no pudieron hacer fiesta, fue con Fidel, quien hasta después de muerto, le sigue dando guerra.

3 – Debo confesar una vez más, que la promesa de Trump, en cuanto a que un gobierno suyo, la política exterior de los Estados Unidos cambiaria, puesto que no intervendría en los asuntos internos de otras naciones, ni iba a derrocar gobiernos ni a intentar de imponer la democracia fuera de EEUU., fueron las que específicamente en aquel momento me impulsaron a votar por él, como al efecto lo hice. Hoy, como millones de norteamericanos, me arrepiento de haberlo hecho, puesto que él no ha cumplido su palabra, sino que ha seguido con la política imperialistas de intervención y de derrocamientos de gobiernos que no se subordinan a los dictados de Washington.  También, Trump en su campaña planteó que la gente emigra ilegalmente a los Estados Unidos, porque sus países son un asco por culpa de los corruptos que se roban el dinero, pero obvió decir, que esos presidentes tiranos y corruptos narcotraficantes, eran impuestos a sangre y fuego por la élite de su país y de Europa. En este tiempo, el presidente de Colombia, Iván Duque, un títere de Álvaro Uribe y de las élites mundiales, es un triste ejemplo de esa política imperialista.

La injerencia y saqueo de EE.UU. contra otras naciones viene de lejos y sigue campante y de manera, inhumana, egoísta y grotesca. 

4 – Trump con su política de guerras, saqueos e injerencia brutal contra otras naciones, solo está dando continuidad a la política imperialista que EE.UU., ha llevado a cabo desde su fundación como nación en 1776 (244 años atrás) y que ahora intensifica de manera grotesca, al marcharle a potencias como China y Rusia.

5 – Esa política de guerras, saqueo e injerencismo, tiene su plataforma ideológica en la doctrina Monroe concretizada con el eslogan: “América para los americanos”. Esa política ha sido fielmente aplicada. Para ello, Allan Dulles (jefe de la CIA por la década de los 50 y principios de los años 60, pautó en su libro “El arte de la inteligencia”, el protocolo a seguir para controlar y saquear a Latinoamérica, como al efecto se hizo en su reinado, en los siguientes, y hasta ahora.  Ese protocolo expresa lo siguiente:  “En la dirección de los Estados crearemos el caos y la confusión.  De manera imperceptible pero activa y constante propiciaremos el despotismo de los funcionarios, el soborno, la corrupción y la falta de principios. La honradez y la honestidad serán ridiculizadas como innecesarias y convertidas en vestigios del pasado.  Estados Unidos apoyará y encumbrará por todos los medios a los denominados artistas para que siembren e inculquen en la conciencia humana el culto del sexo, de la violencia, el sadismo y la traición.  Nuestra principal apuesta será la juventud.  La corromperemos, desmoralizaremos y pervertiremos.  Debemos lograr que los agredidos nos reciban con los brazos abiertos.  Antes que los portaviones y los misiles, deben llegar los símbolos, los que venderemos como universales, glamorosos, modernos, heraldos de la eterna juventud y felicidad ilimitada.  Nuestro objetivo final es derrotar en el terreno de las ideas las alternativas al dominio de Estados Unidos, mediante el deslumbramiento, la persuasión, la manipulación del inconsciente, la usurpación del imaginario colectivo y la recolonización de las utopías redentoras y libertarias, para lograr un producto paradójico e inquietante en que las victimas lleguen a comprender y compartir la lógica de sus verdugos”. Repito, estos conceptos son de Allan Dulles, no míos, y los han estado aplicando en un cien por ciento.

 

6- De manera efectiva los imperialistas norteamericanos aplicaron la doctrina Monroe y el protocolo de Allan Dulles para derrocar a Jacobo Arbenz. Más tarde, a esas formulas le sumaron la doctrina macabra de Henry Kissinger y las respectivas de los presidentes de turno para derrocar a Salvador Allende, Juan Bosch, Maurice Bishop, Fernando Lugo, Manuel Zelaya y Dilma Rousseff. Posteriormente, a los a los estadistas desafectos que no pudieron derrocar, han tratado de desacreditarlos y encarcelarlos, como son los casos de Lula Da Silva y Rafael Correa. En esta tarea han hecho carrera los halcones actuales de la Casa Blanca.  En este capítulo, son especiales los casos de Fidel Castro, Hugo Chávez y Nicolas Maduro.

 

Los periódicos informan de las reacciones de Trump frente al coronavirus, de la teoría de la conspiración, y que esta pandemia dará origen a una “Nueva Era”.

7- En este tiempo, cualquier periódico digital llega a todos los rincones de la tierra donde hay internet, pero en esta ocasión, resaltaré solo las noticias que aparecen en los diarios más leídos a nivel mundial, que ponen en evidencia la maldad del capitalismo neoliberal y sus ejecutores.   Entre estos periódicos que ha ido contra Trump, “The Guardian” publica lo siguiente: “La incompetencia y deshonestidad de Trump para dar respuestas adecuadas a la pandemia del coronavirus, está arruinando la reputación de Estados unidos ubicándolo ante el mundo como un país no competente”.

 

8 – Donald Trump – publica otro periódico – en plena pandemia continúa endureciendo los bloqueos económicos ilegales, irresponsables e inhumanos a países como Cuba, Venezuela o Irán.  EE.UU. con más de 500 mil infectados, 20 mil muertos, 130 millones sin seguridad médica, 12 millones desempleados y 49 millones de pobres, con esta situación, Trump dice que se preocupa por la democracia y los derechos humanos de Venezuela, pero le da un bledo el hambre y falta de democracia que padece el pueblo haitiano. Tampoco a EE.UU., le importa la carencia de democracia que padece el pueblo de Arabia Saudita, de cuyo gobierno es aliado.

 

9 – Los EEUU en medio de la pandemia del COVID-19, bombardea a Irak, interviene en Siria, pone precio a la cabeza de Nicolás Maduro, presiona a los países que solicitan ayuda médica a Cuba, Rusia o China, y lo instan a que rechacen esa ayuda.  En este capítulo, Trump hace un gran esfuerzo para que a esos países bloqueados no le lleguen ventiladores pulmonares, medicamentos y alimentos. Esta inhumanidad hace Trump, mientras llama a los creyentes a humillarse ante Dios, para que el “Todopoderoso” se apiade de nosotros.

 

10 – En este interregno, los gobiernos imperialistas y los dueños de las corporaciones transnacionales se hacen receptores del postulado de Christine Lagarde, quien cuando fue la directora del FMI, sentenció que los ancianos son un peligro para la economía, que ellos viven demasiado y que esa longevidad es un riesgo para la economía global, por lo que hay que hacer algo al respecto.  Aprobando esta política inhumana, Trump y varios empresarios, a pesar del coronavirus, quieren que los trabajadores vuelvan a trabajar, aunque ello suponga la muerte indiscriminada de miles de personas, porque según ellos, hay que echar a andar la economía.  Se suma a esta querencia, el vicegobernador de Texas Dan Patrick, quien ha rechazado la idea del distanciamiento social, e instó a un rápido regreso a los lugares de trabajo a hombres y mujeres, proponiendo además, que las personas mayores, que son mucho más vulnerables al coronavirus, deberían “sacrificarse” por la economía del país.

 

11 – Por otro lado, varios periódicos publican, que el pastor evangélico Brian Tamaki de Nueva Zelanda, ha predicado que la mejor forma para librarse de ser contagiado por el coronavirus es pagando el diezmo. El pastor aseguró que los demonios que habitan en el aire y la crueldad de los humanos con los animales, son la causa del virus. Ese pastor quiere que el diezmo se pague en forma automática a través de un “quickpay bancario”. También, la “profética” pastora evangélica Ana Méndez Ferrel, en un arrebato místico predicó a su feligresía que usar mascarilla para protegerse del coronavirus, es poner en duda la fe en Dios. También, en este mundo de las religiones se observa, que el Vaticano solo ha aportado menos de un millón de dólares, cuando por la inmensa fortuna bancaria y demás que posee ese estado e institución religiosa, ya debió de aportar no menos de cien millones de dólares. Y los evangélicos, como hemos visto, solo se han manifestado diligenciando como hacer efectivo el cobro del diezmo y mandando a orar, como método para curar el Covid-19. Ninguno de ellos, con sus oraciones a sanado a un contagiado, incluso, a ellos ni en los hospitales se les ve evangelizando y en “obra de sanación”, tal como acostumbran en tiempos sanos.  Con estas conductas y prédicas, ha quedado demostrado, que las religiones, con sus falsos profetas, son una estafa, un engaño, y que todo el planeta ha estado secuestrado por ellos y por políticos sin entrañas y sinvergüenzas.

 

12 – Para señalar que el coronavirus puede ser un arma de guerra biológica, varios periódicos han traído al tapete la política de guerra de Gene Sharp, asumida en este tiempo por EEUU, que en esencia se resume así.  “La naturaleza de la guerra en el siglo XXI ha cambiado.  Nosotros combatimos con armas psicológicas (de los medios), químicas, biológicas, sociales, económicas y políticas.   La guerra cuerpo a cuerpo no es eficaz en este tiempo; además, ella implica enormes costos económicos y de movilización de ejércitos.  Apostamos al debilitamiento gubernamental hasta la fractura institucional”.  Este fue el tipo de guerra que aplicaron en Chile para derrocar a Allende, para en su lugar colocar a la bestia de Augusto Pinochet, ahora la están aplicando contra Venezuela para derrocar a Nicolas Maduro.

 

13 – También, en este tiempo del coronavirus, los mismos diarios precedentemente señalados, hasta han publicado el discurso que en fecha de 12 junio 1992, pronunciara Fidel Castro en la conferencia anual de la ONU en el que vaticinó la destrucción del Medio Ambiente y los motivos de la extinción de especie humana sobre la faz de la tierra por causa del capitalismo salvaje. Cito:

 

14 – “Si se quiere salvar a la humanidad de la autodestrucción – decía Fidel – hay que distribuir mejor las riquezas y tecnologías disponibles en el planeta. Menos lujo y menos despilfarro en unos pocos países para que haya menos pobreza y menos hambre en gran parte de la Tierra. No más transferencias al Tercer Mundo de estilos de vida y hábitos de consumo que arruinan el medio ambiente. Hágase más racional la vida humana. Aplíquese un orden económico internacional justo. Utilícese toda la ciencia necesaria para un desarrollo sostenido sin contaminación. Páguese la deuda ecológica y no la deuda externa. Desaparezca el hambre y no el hombre.   Cesen los egoísmos, cesen los hegemonismos, cesen la insensibilidad, la irresponsabilidad y el engaño. Mañana será demasiado tarde para hacer lo que debimos haber hecho hace mucho tiempo. Concluyó postulando Fidel Castro en aquel memorable discurso pronunciado ante la ONU.

 

15 – Ante el desgaste (y posible colapso), de la economía de Estados Unidos y ante los tantos conflictos bélicos que este imperio genera para desgracia del mundo y para sí mismo, los susodichos periódicos anteriores – para ilustración de la humanidad – han sacado a relucir el párrafo con el que el expresidente Jimmy Carter le señaló a Donald Trump, las razones de nuestros crecientes problemas:  – China – le dijo Carter a Trump – se nos ha adelantado, porque desde 1979 China no ha entrado en guerra con nadie, mientras los EE.UU. ha estado en guerras constantes. China, en todo el tiempo transcurrido ha estado invirtiendo sus recursos en desarrollar su país, mientras que nosotros lo hemos estado dilapidando en guerras.

FUENTE: https://almomento.net

Editorial

admin@enews360.com

Redacción RD es un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo. Puede comunicarse con nosotros por correo electrónico o por teléfono.

CORAASAN