Internacionales

Un turista chino asesinado a puñaladas en turística playa de Río de Janeiro

El crimen ocurrió hacia las 22.30 hora local del miércoles (1.30 GMT de este jueves) cuando los turistas chinos caminaban por el bulevar que bordea la playa de Ipanema y se resistieron a un intento de asalto, según la Policía Civil de Río de Janeiro.

Los dos turistas fueron acuchillados por sus asaltantes y socorridos por agentes de la Policía Militarizada que acudieron al lugar alertados por testigos del ataque.

El turista chino Chen Cang Yang, acuchillado en el pecho, murió antes de llegar a ser atendido por los médicos mientras que el otro, identificado como Liu Yue y que sufrió heridas en la espalda y los brazos, fue ingresado en un hospital público próximo a Ipanema y trasladado este martes a una clínica particular.

Ninguno de los dos centros médicos ofreció informaciones sobre el estado de salud del turista herido.

Tras el asalto, agentes del Batallón de Vigilancia Policial en Áreas Turísticas acudieron al hospital para informarse sobre lo ocurrido pero no consiguieron comunicarse con otros tres chinos acompañantes de las víctimas ya que sólo hablan mandarín.

El asalto ocurrió casi un mes después de que un turista chileno quedara herido, también a acuchilladas, tras resistirse a un asalto de un hombre que se hacía pasar por vendedor ambulante y que lo abordó en el paseo marítimo de Copabacana, otra de las playas más famosas de Río de Janeiro, la ciudad más emblemática y turística de Brasil.

Tras el ataque contra el chileno, el gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, un exjuez que defiende mano dura contra la delincuencia, ordenó que la Policía inspeccionara a todos los vendedores ambulantes que trabajan en Copacabana.

La política de seguridad pública de Witzel, pese a ser cuestionada por organizaciones de defensa de los derechos humanos, permitió que el número de homicidios dolosos en julio de este año en el estado de Río de Janeiro cayera a 309, el menor número para un mes desde agosto de 2015 y un 25 % inferior al del mismo mes de 2018.

De la misma forma, el número de homicidios dolosos registrados en los siete primeros meses de este año se redujo en un 23 %, hasta 2.392 víctimas, el menor número para el período desde que el dato comenzó a ser contabilizado con los actuales criterios en 1991.

Pese a esa reducción, el número de civiles muertos en operaciones policiales saltó en un 48 % en julio, hasta 194, su mayor nivel para un mes desde 1998.

FUENTE: https://noticiassin.com

Editorial

admin@enews360.com

Redacción RD es un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo. Puede comunicarse con nosotros por correo electrónico o por teléfono.

CORAASAN