Opinión

" class="post-536701 post type-post status-publish format-standard has-post-thumbnail hentry category-opinion" title="">De confianza y realidades

La implicación de más de una veintena de personas, la incautación y cierre de decenas de negocios, el decomiso de fortunas en efectivo, propiedades y vehículos de lujo, joyas, etc. coronan meses, años de investigación, compilación de datos para la conformación de expedientes complejos con que se pretende desmembrar un tentáculo importante del narcotráfico, del crimen organizado que opera en el país.

Que llamado ‘César el abusador’ evadierael cerco policíaco-judicial que busdaba arrestarlo, justifica la queja de la gente. Pero que fuera adrede, es ignorar como las mafias y más, el poderoso narcotráfico, logran permear la autoridad, aquí y donde quiera.

Hay políticos, personeros de la sociedad civil, grupos de frutrados enquistados en la comunicación que aprovechan estas coyunturas y usan los medios, como las redes sociales, para acusar, insultar y tratar de agitar a la sociedad contra la autoridad.

El ex procurador Dominguez Brito –hoy aspirante a presidente- admitía que cuando dirigía el ministerio público puso en la mira en ‘César el abusador’ pero que no pudo atraparlo porque las estructuras de la propia Procuraduría se lo impidieron.

La gente desconfía. Siempre quiere que hayan más y/o que no metan a algunos favoritos. Lo ha hecho David Ortíz en su esfuerzo, legítimo, por desligarse de esos personeros del crimen organizado.

La autoridad, con sus altas y bajas, hace el trabajo, profesional y seriamente. El resultado lo demuestra. Violadores identificados, llevados a la justicia y a prisión. Siempre habrá quienes logran evadir la justicia. Pero son los menos.

Siempre quedarán interrogantes.

Estas son las realidades.

FUENTE: https://almomento.net

Editorial

admin@enews360.com

Redacción RD es un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo. Puede comunicarse con nosotros por correo electrónico o por teléfono.

CORAASAN