Opinión

Rebosado de indigencia el salón Magua del Gran Almirante con actividad de Aura Toribio para Gonzalo Castillo


El salón Magua del hotel  Gran Almirante es unos de los salones más prestigiosos para los eventos que se realizan en la ciudad, ayer en la tarde, la directora general de pasaportes, Aura Toribio, convocó a una actividad para respaldar la precandidatura presidencial de Gonzalo Castillo por el PLD, pero el hedor nauseabundo provocado por la poca higiene de la mayoría de los presentes le restó lucidez al acto y al gran salón.

Los políticos deben aprender que salones de ese tipo, que tienen un buen aire acondicionado, no se prestan para todo tipo de actividad masiva, el público debe seleccionarse, a pesar de que todos los votos suman, no se puede bajar la calidad de esa manera, más bien la actividad de ayer organizada por Aura Toribio, debió realizarse en una enramada de un sector popular.

No se trata de llenar un salón o un bajo techo, todo el país sabe que con un presupuesto se puede hacer eso y más, lo ideal sería mostrar una diferencia de accionar en la política, no de llenar guaguas ´´las famosas banderitas de la 27´´ esas guaguas con pesitos se llenan de un público que al final no saben ni hacia donde van, ni para que los llevan.

Lo penoso fue cuando llegó el final del evento y en la salida había un refrigerio  que no podía saciar un tercio de los presentes, imagínese el desorden que se armó, hasta eso se habría evitado si la calidad del público fuera diferente.

Las consignas no se hicieron esperar en el acto, fue notorio la dejadez de los peledeístas  de Santiago, no se asomaron al acto, peros los organizadores se fueron para sus casas orondos pensando  que se la lucieron.

Delvis Duran

delvis@redaccionrd.com


CORAASAN