Inicio Destacadas Abel Martínez FAKE Alcalde

Abel Martínez FAKE Alcalde

558
0

Quienes no viven en Santiago se asombran con la limpieza de la ciudad y es algo que no se puede ocultar, pero este asombro responde a las comparaciones con gestiones anteriores que eran incapaces de limpiar el casco urbano de Santiago.

Esos murales hermosos por todo Santiago, nos llenan de orgullo, pero les digo que hasta aquí llegó lo bonito.

¿Dónde están pintados esos murales?

Las mayoría por no decir la totalidad en paredes ajenas, que no son propiedad del ayuntamiento, y cuando a esos dueños les de la gana de pintarlos de otro color e incluso derrumbar su pared y subir otra, nadie lo podrá impedir, lo que nos dice que esa inversión, que no sabemos cuál es el costo de cada mural, es un lavado de cara, así como cuando tienes un carro viejo y lo pintas para vender al primer iluso que te pase por el frente.

La remodelación a la entrada de la ciudad, con una inversión que ninguna autoridad municipal ha podido descubrir o dar a conocer ese número mágico, algunos hablan de 80 millones, otros de 95, pero el alcalde de Santiago, Abel Martínez, ni los regidores del ayuntamiento les han dicho a este pueblo vía un comunicado o rueda de prensa, como esas que convocan cuando quieren hacerse los graciosos, cual es la verdadera inversión, porque en consultas a ingenieros de basta experiencia, estos aseguran que no se gastan más de 20 millones de pesos en una obra como esa.

Cuando se habla de orden y mano dura, ahí es que el alcalde Abel Martínez se crece y saca 100, porque tiene un grupo armado que patea, da galletas, coloca esposas, amarras, lanza en camionetas, rompe cristales, hierros, paredes, pega candela, rompen y roban todo tipo de mercancías de los munícipes de Santiago que se ganan la vida en la informalidad, todo eso bajo el lema del orden y con la disposición del alcalde debajo del brazo, así como en los tiempos de Leónidas.

Pero si usted intenta realizar alguna crítica a los inquilinos de la alcaldía de Santiago, ellos tienen sus propios medios de comunicación para lanzar campañas e intentar desmoralizarlos y si eso no lo detiene, mandan a sus empleados a darle golpizas.

Todo eso es pajarito volando, cuando se trata dinero, contratos, arrendamientos, licitaciones, compras, ventas, suplidores, y para abarcarlo todo en mayúscula, TRANSPARENCIA, de esto nadie sabe, porque se hacen los chivos locos a los reclamos y exigencias de legalidad que hacen las agrupaciones de Santiago.

Pero hay que admitir que en una ocasión llevaron a la justicia a su exdirector de recursos humanos, pero este amenazó con abrir la boca y cantar como un gallo y lo soltaron que nadie sabe dónde está con los 40 millones de pesos que se robó.

Para que hablar de la Ley 176-07 del Distrito Nacional y los Municipios, si la actual gestión no cumple con el presupuesto participativo, ponen de mojiganga a las comunidades hacer asambleas, reuniones, y cientos de visitas a la alcaldía para ganar una obra y después el alcalde hace lo que le parezca, no cumplen con el 4% para género, juventud, empleo.

Dejémoslo ahí, en otra ocasión les volveré a poner el día gris ante tanta impotencia. (1-2)